¿Necesitas un descanso del estudio? 7 formas divertidas de seguir aprendiendo inglés

scrabble

A veces parece que cuanto más estudias, menos recuerdas. Si te pasas horas tratando de memorizar vocabulario, de entender una gramática compleja o de descifrar textos difíciles, tarde o temprano tu cansado cerebro te dirá que necesitas un descanso del estudio.

Hay investigaciones científicas que respaldan este fenómeno. Por ejemplo, este estudio de la Universidad de Illinois descubrió que hacer pausas, incluso breves, en una tarea mejora el rendimiento. Un cambio de enfoque puede hacer maravillas si quieres aprender inglés con fluidez.

Dicho esto, tomarse un descanso del estudio no significa que no puedas seguir aprendiendo inglés. El truco está en cambiar a actividades que sean divertidas, relajantes y que te expongan al idioma de forma que no te parezca un trabajo duro.

¿No estás convencido? Entonces prueba algunas de las divertidas ideas que te proponemos a continuación. Si las conviertes en parte de tu día a día, tu nivel de inglés mejorará a pasos agigantados, casi sin esfuerzo.

1. Cambia la configuración de tus dispositivos

La mayoría de nosotros pasamos muchas horas al día utilizando todo tipo de dispositivos electrónicos, desde nuestros teléfonos y ordenadores portátiles hasta nuestras videoconsolas y relojes inteligentes. Así que, ¿por qué no cambiar la configuración de cada dispositivo al inglés? Cuando empieces a ver alertas, recordatorios, notificaciones y toda la información en inglés, te ayudará a adquirir nuevo vocabulario y frases mientras trabajas, juegas o navegas en tus dispositivos. Muchos altavoces inteligentes también permiten utilizar dos idiomas, lo que te da la oportunidad de hablar en inglés cuando pidas información como las últimas noticias, los resultados deportivos o la previsión del tiempo.

2. Utiliza recetas en inglés para cocinar

Si te gusta cocinar, preparar una comida con la ayuda de recetas en inglés es una buena manera de aprender. Hay un mundo de sabores que explorar, además de muchas oportunidades para aprender cómo algunos ingredientes tienen nombres diferentes en distintos países. Por ejemplo, mientras que una receta estadounidense puede llevar berenjena, calabacín y cilantro, una británica podría llevar berenjena, calabacín y cilantro. También descubrirás que algunos países utilizan métodos diferentes para medir los ingredientes: el sistema métrico (gramos), el imperial (libras y onzas) o las «tazas» (una taza estadounidense es de 240 ml, mientras que una australiana, canadiense o sudafricana es de 250 ml). Para otra oportunidad de aprendizaje rápido, no olvides escribir tus listas de la compra en inglés.

3. Caminar y hablar

Tanto si vas andando al trabajo, a la universidad, al supermercado o a cualquier otro sitio, aprovecha ese tiempo para describir en inglés lo que ves a tu alrededor. ¿Cómo se llaman los árboles por los que pasas? ¿Y las personas que ves? ¿Qué llevan puesto? ¿Qué edad tienen? ¿Con quién están? Si ves anuncios en vallas publicitarias o vehículos, intenta traducirlos al inglés. Si vas de compras, intenta recordar los nombres en inglés de los artículos que veas. No está de más que lleves un pequeño cuaderno para apuntar las palabras que necesites consultar en casa.

4. Descansa con juegos de palabras

Utiliza tu smartphone para jugar a juegos de palabras en inglés cuando te tomes un descanso. Hay muchos para elegir, desde simples crucigramas y sopas de letras hasta aplicaciones más competitivas como Scrabble o Words with Friends. Todas ellas son estupendas para ampliar el vocabulario y aprender palabras realmente inusuales. Algunos de estos juegos te permiten intercambiar mensajes con tu oponente, lo que te da otra oportunidad de mejorar tu inglés.

5. Explora emisoras de radio en inglés

A muchos nos gusta escuchar la radio mientras trabajamos o conducimos. Si eres uno de ellos, utiliza una de las muchas aplicaciones de radio gratuitas para explorar las emisoras en inglés. Hay miles de emisoras anglófonas que responden a todo tipo de intereses, desde música pop y jazz hasta arte, cultura y política. Incluso si sólo quieres escuchar música de fondo, captarás una cantidad sorprendente de inglés cuando el presentador introduzca los temas. Si eliges una emisora con boletines informativos regulares, también te ayudará a aprender vocabulario de actualidad.

6. Explora tus aficiones e intereses en inglés

La mayoría de nosotros tenemos aficiones e intereses que nos apasionan. Desde la música hasta el monopatín, pasando por el ciclismo, el kayak, la pintura o los juegos, encontrarás muchas páginas web en inglés, comunidades online, vídeos, aplicaciones, revistas y muchos otros recursos dedicados a tus pasatiempos favoritos. Cuanto más utilices el inglés para aprender sobre una afición, más detallado será tu vocabulario. Y cuanto más hables con aficionados afines en inglés, más fluidez adquirirás.

7. No olvides las redes sociales

Las redes sociales forman parte de nuestra vida cotidiana y las utilizamos por cientos de razones diferentes: para mantenernos al día con nuestros amigos, para unirnos a grupos de interés compartido, para discutir asuntos de actualidad, para ayudar a nuestras comunidades locales y mucho más. Si te gusta utilizar las redes sociales, es una forma ideal de practicar tu inglés cuando te tomas un descanso del estudio. Desde participar en grupos de Facebook de habla inglesa hasta compartir tus opiniones en Twitter o fotos en Instagram, las plataformas de medios sociales son una forma atractiva y vibrante de relacionarse con otros angloparlantes.

La clave: ¡ser creativo con tus descansos!

Por muy buenos que seamos en el aprendizaje de idiomas, todos necesitamos tomarnos un descanso del estudio de vez en cuando. Si aprovechas más tu «tiempo de inactividad» para practicar el inglés, pronto descubrirás que tus habilidades lingüísticas mejoran de forma complementaria a tus estudios formales. Además, aprenderás rápidamente un montón de vocabulario y conceptos nuevos que podrás llevar a tus clases online en directo con English Online.